CELEBRACIÓN DEL 15 DE ABRIL EN LA CASA DE SANTA TERESA






Fructuoso Mangas, sacerdote de Salamanca, tuvo la bonita idea de celebrar el 15 de abril en la Casa de Santa Teresa. Después de ponerse acuerdo con nosotras, escribió lo siguiente:


Es una invitación sin duda inesperada. Y por comodidad mía y para que todos conozcáis el detalle, la envío a todos aunque estéis fuera de Salamanca…

Se da la circunstancia de que Santa Teresa, según todos los indicios, compuso su Vivo sin vivir en mí en la Casa de Salamanca el día 15 de abril de 1571, día de pascua aquel año, hace 445 años.

Por eso nos ha parecido de interés histórico y cristiano recordar ese hecho con este sencillo acto en la Casa de Santa Teresa, C. Crespo Rascón, en Salamanca:


  • Presentación del poema
  • Lectura del texto en el patio de la Casa
  • Oración con el poema en la capilla de Santa Teresa.


Es un acto breve y entrañable. Estáis invitados: Domingo 17 a las 7 de la tarde en la Casa de Santa Teresa. 

La convocatoria fue acogida con generosidad, y a pesar del día lluvioso, la gente se animó a asistir y se reunieron más de 70 personas. Fue una celebración sencilla en la que se siguió el esquema propuesto. Fructuoso dirigió este sencillo encuentro. Un recitador y una recitadora hicieron la presentación del poema y la declamación del poema Vivo sin vivir en mí que resonaba de manera nueva en aquel lugar.


A continuación volvió a leerse el poema, pero ya participando todos en un clima de oración. La oración no se pudo tener en la capilla porque la capacidad de la misma no era suficiente para acoger a todos los participantes.

Todo resultó sencillo, hondo y acogedor. La gente se fue contenta de la experiencia.

Nuestra comunidad intenta cultivar la apertura y acogida de la Casa de santa Teresa como  un espacio de espiritualidad femenina.

Un rincón donde la historia sigue viviendo entre sus muros de la mano de dos grandes mujeres contraculturales en la vivencia de sus criterios y valores: Teresa de Jesús, contemplativa y reformadora del Carmelo por caminos de oración y pobreza, y Bonifacia, que desde el trabajo, la fe y el amor abre horizontes nuevos a la mujer trabajadora.







                                               Salamanca, 17 de abril, 2016

No hay comentarios:

Publicar un comentario