Encuentro SSJ-FSJ en Medellín (Colombia)


Siendo fieles al compromiso: “Crear espacios de comunión entre Hijas y Siervas de San José…”



Hola amigos y amigas! 


Un saludo desde estas tierras Antioqueñas.


Comunicándoles que El domingo 12 de agosto con el motivo de celebrar juntas la fiesta de Santa Bonifacia, nos reunimos las hijas y siervas de esta región de Colombia. 


Se preguntarán… y que hicimos… pues, les diré, estuvimos haciendo memoria de nuestras raíces josefinas… las andanzas de los fundadores y las primeras hermanas… nos gozamos con el hecho de retomar la realidad de que fuimos una sola Congregacion por 25 años. O sea que como hermanas de los mismos fundadores la congregación bendijo esta tierra con un grupo de hermanas que seguían a Jesús de Nazaret al estilo de la Sagrada familia y según las Const. Del P. Butinya tanto en Calella como en Salamanca. 


Después de reflexión en pequeños grupos nos escuchamos según los temas que iban saliendo en el ALCANCE NAZARET… fue tiempo compartido en sororidad con el gozo de sentirnos, compartir, acoger y escuchar con atención como cada una deja resonar en su interior toda la vida y la historia de la Congregación Josefina. 

Que lindo que las hermanas se quieran y compartan … nuestros corazones salieron ensanchados de una tarde llena de asombro, saborear la vida de cada una… y hacer memoria… fue una tarde sencilla, activa y de risas. Se nos pasaron las horas rápido y de pronto era tiempo de salir cada comunidad taller a su “lugar de envió”. Ya recordándonos las próximas actividades y fiestas que estaremos compartiendo durante el resto del año. 

UN ACCION DE GRACIAS broto de cada corazón, donde expresamos la seguridad de que, Jesús, José y María van guiando y señalando el camino. 

Hasta la próxima. 

Las comunidades-taller de Hijas y Siervas en Medellín, Colombia.

Los ítems de la reunión fueron: 

2:30 P.M. A 5:00 P.M. 

TEMA: El silencio de Bonifacia como medio de fidelidad 


1. Canto para comenzar y ambientar 

2. Material de reflexión por grupos pequeños 

3. Compartir plenario 

4. Oración conjunta 

5. Compartir 

Algunas cosas que compartimos: 

Vivimos nuestra vocación en Comunidades “Talleres de Nazaret” 
La congregación fue una sola por 25 años.
El Sueño de los Fundadores es nuestro sueño también.
Según el don recibido de nuestros Fundadores, nuestro Carisma es hacer presente el modo de vida de Jesús que, con María y José, ora y trabaja en Nazaret, procurando nuestra propia
santificación y la de los demás, mediante la oración y el trabajo hermanados
… potenciamos una manera de orar y trabajar que nos ayuda a ser contemplativas en lo cotidiano, tejemos la comunión en la diversidad, nos comprometemos solidariamente con los problemas, gozos y esperanzas de los hombres y mujeres de nuestro tiempo.
El silencio de Bonifacia fue un silencio creativo y asertivo.

REFLEXION GRUPAL: 

¿Qué percibo que me llama la atención sobre el modo de vivir de Bonifacia y los comienzos de los Talleres de Nazaret? 

¿Hoy, en que obras concretas nos vivimos como mujeres consagradas trabajadoras que ofrecen al mundo un modo diferente de vivir los valores evangélicos que vivió Bonifacia y las primeras hermanas? 

¿Como estamos viviendo el proyecto de Comunión entre
FSJ y SSJ? 

¿A qué te invita esta reflexión de hoy?

Agosto 2018 MEDELLIN COLOMBIA 


3 comentarios:

  1. Que alegría hermanas, nos gusta lo que comparten, todo en sintoniza de sencillez y de familiaridad que siempre caracteriza nuestros encuentros. Gracias por su vida y misión,que el Señor siga regalando estos espacios que ayudan a revitalizar y seguir apostando por la vida, allí donde estamos.

    ResponderEliminar
  2. Nos alegra este compartir fraterno de lo más hondo de nuestro carisma. Gracias y un abrazo, Rosario Hernández

    ResponderEliminar
  3. En la Asamblea anual FSJ, celebrada en Gerona, junto a nuestro Santo Fundador Francisco Butiñá, Hermana Clara Lagos, fsj nos compartió, con gran entusiasmo este encuentro tan fraterno y el camino que han hecho juntas las comunidades de Medellín. Cuánto me alegro y doy gracias a Dios. Para todas mi abrazo fraternal.

    ResponderEliminar