Bodas de oro de Nieves Santos




Por fin llegó el día tan deseado para Nieves, era tanta su ilusión que desde hacía mucho tiempo llevaba preparándolo con entusiasmo y queriendo hacer partícipes a todas aquellas personas que habían influido en su vida. 





Amistades, compañeros de trabajo en el colegio de Almarza, alumnos, pero sobre todo a toda su familia que no eran pocos. Y cómo no, a las comunidades de Siervas de Salamanca. 


A pesar de sus debilidades físicas, pudo asistir al mes de preparación de Bodas de Oro con las hermanas durante el mes de Junio. Lo vivió intensamente y agradecida. 

El 6 de octubre quiso hacer de nuevo su consagración y ya desde la mañana su comunidad con cariño le dedicamos el día a ella, las hermanas aportaron cada una lo que pudo, ensayo de los cantos para la Eucaristía, decoración, preparación de comedor etc. 

A las cinco y media de la tarde tuvimos la Eucaristía, presidida por el P. Avelino Fernández, SJ, muy conocido por todas las hermanas, y él, gran conocedor de la Congregación. 

Los textos elegidos en torno al amor. Corintios 13, Salmo de acción de gracias 137 y Jn 21 ¿Simón Pedro me amas? “CON AMOR ETERNO TE AMÉ”. La monición de entrada enfocada a las vivencias de Nieves partiendo de” SEÑOR TÚ ME SONDEAS Y CONOCES”. 

Las referencias del P. Avelino a la vida de Nieves: su elección el dejarse amar por Él, el testimonio evangelizador, su vida de familia con raíces cristianas. El aporte económico de su familia se dedicará al proyecto de la Mujer del Taller de Solidaridad. 

Fue un día de acción de gracias. Nieves estuvo rodeada de parte de su familia y alguna representación de alguna comunidad, el recinto era de poco espacio y por este motivo no pudieron asistir más hermanas. 

Al finalizar la Eucaristía, Nieves gozó con su familia en un cercano ágape. 

Esta fue su acción de gracias: 

“Te doy gracias, Señor, por la vida que me has regalado. Tú me has formado en el seno materno y has hecho en mí cosas grandes. 

Gracias por toda mi familia, del cielo y de la tierra, porque confío en tu misericordia. 

Gracias porque me sedujiste y yo me enamoré de ti y me llamaste a la vida religiosa en esta Congregación de Siervas de san José. 

Te doy gracias porque me has hecho muy feliz, por tu amor, sabiduría y lealtad. 

Gracias por tu ternura y tu paz. 

Gracias también por la enfermedad. 

Gracias por esta Eucaristía acompañada por mi familia natural y religiosa. 

Gracias por tantas cosas que Tú y yo solo sabemos. 

Gracias por todo y por todos los que te buscan con sincero corazón. 

Me gustaría, queridos familiares, que cuando volváis a vuestras casas, le contéis a vuestros hijos, lo que aquí, en esta tarde, habéis vivido, escuchado y disfrutado. 

Somos una gran familia en la Iglesia: unida y comprometida. 

Hace mucho tiempo, sin saber cómo, todos nosotros participamos y de algún modo somos parte de la Congregación de Siervas de San José, razón suficiente para estar unidos, respetándonos, siendo buenos como decía Santa Bonifacia, nuestra Fundadora, de palabra y de obra. 

Estoy muy contenta y agradecida”.





Jacinta Sánchez

3 comentarios:

  1. Muchas Felicidades Nieves: Agradezco a Dios por tu vida y la obra de misericordia que ha realizado y sigue realizando en tí con su gran amor.
    Agradezco también el haber compartido contigo algún tiempo en Aysén y le pido a Dios que podamos seguir unidas siempre por la oración.
    Muchas Felicidades y un gran abrazo
    Milagros Rojo

    ResponderEliminar
  2. Justina de Benito 29-10-2018. Querida Nieves:Gracias por tí y toda tu bondad;Gracias por las paredes de 5º B y por tus escenas de niños...Y por hablar de nuestros hermanos "pequeños". Un abrazo y...más "bonatis"

    ResponderEliminar
  3. Muy querida Nieves :
    Me alegro mucho con tu celebración de Bodas de Oro . Me uno a tu acción de gracias a Dios y le pido por ti que El te siga bendiciendo con su gran amor.
    MUCHISIMAS FELICIDADES!!!
    Un fuerte abrazo
    Valle

    ResponderEliminar