Las Siervas de san José de Vallecas con Taizé


LA COMUNIDAD ALTO DEL ARENAL ACOGE 5 JÓVENES DE POLONIA ENCUENTRO TAIZÉ – MADRID 

(28 DICIEMBRE -1 ENERO)



Desde el momento que en la comunidad de la parroquia anunciaron que habría un encuentro de jóvenes para el encuentro ecuménico de Taizé, nosotras nos preguntamos si podíamos participar y sin dudarlo nos decidimos por abrir nuestra casa a jóvenes que venían a Madrid. 



La preparación del ambiente y conversaciones con otras familias del barrio que también querían participar fue llenando nuestras expectativas y ganas de vivir el momento. Hemos participado en algunas oraciones y reuniones para saber cómo ayudar. 

El día 28 de diciembre cuando llegó el momento de repartir los jóvenes una llamada de teléfono nos hizo dar otro paso más, en lugar de acoger a 4 para las que teníamos espacio nos dicen que hay 5 amigas de Polonia que quieren estar juntas y después de hablarlo nos llegaron cinco jóvenes de Polonia a casa. 

Una de las cosas curiosas ha sido la comunicación con una de ellas nos podíamos comunicar en francés y otra tenía nociones de español. No ha sido dificultad aunque si nos hubiera gustado que en algún momento compartir más nuestras vivencias. Los móviles con traducción para ellas era una manera rápida de conocer y preguntar. 

Uno de los momentos bonitos fue el 29 de diciembre por la noche que nos pidieron que querían participar en la oración de la comunidad y coincidía con la fiesta de la Sagrada Familia, fecha señalada para nosotras en que rezamos la fórmula de nuestra consagración. Su curiosidad despertó muchas preguntas sobre nuestra vida que pudimos decir con las traducciones y sobre todo con la actitud, apertura y respeto a lo religioso que ellas expresan. Un desayuno compartido y agradecido nos daba energía y fuerza para ir a la eucaristía a la parroquia junto con los demás jóvenes acogidos en las familias y también los sacerdotes acogidos en la parroquia. Las diferentes lenguas, los villancicos, los mensajes hicieron una misa alegre y abierta a lo universal. Ver tantos jóvenes venidos de otros países y que creen en el mismo Dios nos ha llenado de esperanza y hemos sentido esa confianza que nace de la misma fe. Se ha ido cumpliendo el slogan que estos encuentros dice: “una peregrinación de confianza en la tierra” 

Algunas de la comunidad hemos podido participar en alguna oración en el recinto de IFEMA, estar rodeadas de tanta gente en el oración nos ha inundado de sus cantos y sus miradas nos han hablado de búsqueda de la verdadera fuente de Dios. 

Al despedirnos después de la comida del día 1 de enero nos damos cuenta de que los días han pasado tan rápidos que desearíamos no llegar el final, que las jóvenes han llenado nuestra casa de vitalidad y amabilidad y sin tantas palabras las hemos cogido mucho cariño. 

Al finalizar nos damos cuenta de que nosotras abrimos nuestra casa y ellas han traído alegría, ofrecimos nuestra mesa y nos han llenado de esperanza. Estamos agradecidas por este compartir sencillo y confiado. 


COMUNIDAD ALTO DEL ARENAL, MADRID.


1 comentario:

  1. Gracias por compartir esa experiencia tan rica que habéis vivido.
    Siempre que abrimos nuestras puertas y acogemos a otros recibimos el doble, la casa se llena de vida.

    ResponderEliminar